Publicidad

Tensión en el Congo: aumenta la represión a los católicos

congo-católicos
Publicidad
 

Alta tensión entre el Estado y la Iglesia en el Congo. La policía ha reprimido con violencia manifestaciones de católicos, y el cardenal de Kinshasa ha condenado la represión, que se ha endurecido con una docena de sacerdotes y religiosas detenidos.

Texto – Joseph Kabamba (Kinshasa)

En los años 60 se cantaba esa canción refiriéndose a los blancos que eran hechos “mondongo” en las revueltas independentistas de Katanga, o en las guerras civiles hasta la paz de Mobutu. Lo cierto es que desde el 30 de junio de 1960, día de la independencia del Congo belga, nuestro querido país no tiene un año tranquilo, a pesar de las riquezas minerales o a causa de ellas.

El Santo Padre, en su mensaje de Navidad, habla con frecuencia de la República Democrática del Congo. ¡El país católico de Africa! El Papa Francisco sigue con atención una evolución política que le impide desplazarse, como sería su deseo, para estar con nosotros.

El pasado día 24 lamentó las “noticias preocupantes” que le llegaban, y alentó a evitar “todas las formas de violencia”. En efecto, el domingo 21, la policía congoleña sembró el pánico a la salida de Misa en la catedral, cargó contra los católicos y arrestó a varios sacerdotes y religiosas.

Publicidad