El sacerdote Luis de Moya falleció el lunes 9 de noviembre en Pamplona. “Don Luis”, como se le conocía familiarmente, había sufrido un grave accidente en 1991 por el que quedó tetrapléjico. Con sus limitaciones físicas multiplicó su labor pastoral y, sobre todo, hizo vida esa respuesta a correo «vale la pena exprimirse hasta el…