wonder

Chbosky logra un recorrido sin baches, con sorpresas, metáforas de la vida en clase de Ciencias, humor, y la profundidad que permiten las tensiones naturales de la trama. Verán el film con gusto quienes no hayan pasado página de su infancia y antepongan la amabilidad a la justicia racionalizada.