Publicidad

El prodigioso misterio de la alegría, Matthieu Dauchez

Publicidad
 

El prodigioso misterio de la alegría
Matthieu Dauchez
130 páginas
Encuentro. Madrid, 2017

Texto —Diana Barbery

¿Se puede experimentar alegría habiendo sufrido a causa de los más cercanos? Los niños filipinos nos demuestran que sí. A pesar de encontrarse en las peores situaciones: abandono, violencia, abusos, maltrato, etc., el ser humano puede experimentar la verdadera alegría.

La Fundación ANAK-TNK, que acoge a estos más de 1.300 niños de la calles de Manila -rescatados de los suburbios o de los basureros-, supone una verdadera familia para quienes despojados de toda seguridad afectiva y material, ansían poder recibir amor y darlo con creces.

Para sorpresa de muchos, son felices y el secreto de estos pequeños invencibles se encuentra en la capacidad de amar a Dios y ver en Él la causa de una fuerza y alegría real, eterna e inquebrantable. Mendigos de amor y portadores de las más estremecedoras historias, algunas de ellas plasmada en el libro, son auténticos maestros de alegría. Con su corta edad han logrado lo que muchos adultos desearíamos: ver más allá de nuestros problemas, vivir el presente con una sonrisa y mirar al futuro con ilusión.

Leer el libro de Dauchez nos enfrenta con nuestros más profundos sentimientos, anhelos e incluso prejuicios. Nos invita, sin duda, a plantearnos la actitud que tenemos ante las distintas circunstancias de la vida y nos enseña que el círculo virtuoso está en “hacer surgir la alegría en el otro que se convertirá, ella misma, en fuente de nuestra alegría”.

Publicidad