Publicidad

Nueva vía de solución al litigio de los “bienes de la Franja”

Publicidad
 

El nuevo íter viene dado porque la ejecución de las sentencias de la Signatura Apostólica son ya competencia de la Congregación para los Obispos.

— Diego Pacheco

Jorge Español, abogado de los ayuntamientos altoaragoneses de Berbegal, Peralta de Alcofea y Villanueva de Sijena, ha asegurado que, a tenor de las últimas noticias procedentes de la Santa Sede, parece que “en Roma se quiere dejar solucionado de una vez y para siempre” el contencioso sobre la devolución a las parroquias aragonesas de los denominados “bienes de la franja”. Se trata de  113 piezas de arte que pertenecieron a la diócesis de Lérida hasta 1995, cuando se revisaron los límites episcopales y esas parroquias pasaron a depender de las demarcaciones aragonesas. Luego, en 1999 esas piezas quedarían depositadas en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida bajo la tutela de un patronato del que forman parte la Generalitat de Cataluña y otras instituciones catalanas.

Una sentencia en firme de la Signatura Apostólica en 2005 impuso la devolución de esas obras a las diócesis aragonesas, pero como su ejecución se viene demorando hasta la fecha, el alto tribunal eclesiástico ha abierto ahora una nueva vía canónica para resolver la cuestión: que la Congregación para los Obispos sea la que ejecute el fallo.

Esta nueva vía de solución se ha abierto según se afirma en una carta recibida por Español el 20 de noviembre y que viene firmada por Mons. Ilson de Jesús Montanari, secretario de la Congregación para los Obispos. En ella se señala que la ejecución de las sentencias y decretos del supremo tribunal vaticano en relación a los bienes de las parroquias “son ya competencia de la Congregación para los Obispos”. Mons. Montanari también envía una relación con los nombres y direcciones de dieciséis abogados canonistas autorizados para ejercer a través de esa nueva vía canónica.

Tras recibir esa misiva, Jorge Español acordó con la consejera de Educación y Cultura del gobierno aragonés, Mayte Pérez, convocar una reunión con los obispos de Barbastro-Monzón y Huesca para solicitarles que inicien esa nueva vía canónica y reclamen la ejecución de la sentencia de 2005.

La carta de Mons. Montanari es respuesta a la denuncia presentada por el letrado por la utilización de algunas de las piezas de la franja en una exposición. En esa denuncia también se decía que el ingreso del obispado de Lérida en el consorcio museístico citado se produjo de forma indebida.

Obispo de Barbastro-Monzón
Poco después de abrirse esta nueva vía de solución al conflicto, el obispo de Barbastro-Monzón, Mons. Ángel Pérez-Pueyo, ha asegurado que ya ha dado todos los pasos necesarios para que la diócesis de Lérida devuelva los bienes histórico-artísticos de las parroquias de la zona oriental de Aragón: “Me he dirigido a todos y cada uno de los entes y de las personas que entendía podrían ayudar y hacer converger todas las sinergias para que los bienes, que son propiedad de esta diócesis, puedan realmente ser devueltos”.

También ha señalado que coincidió con el obispo de Lérida, Mons. Salvador Giménez, en la última Asamblea Plenaria de la CEE, y que la relación de ambos es cordial. “Entre nosotros no va a haber ninguna dificultad, pero tendrá que haber una instancia superior que sea la que dé la orden de que se ejecute la sentencia, que ya es favorable a nosotros”.

Publicidad