La palabra “compromiso” significa, por un lado, vinculación o atadura, e invita a la fidelidad. Pero también existen las “situaciones comprometidas”, que invitan a la prudencia. Nuestros tiempos requieren mucha lealtad, que fortalece el compromiso “bueno”.