La capital de la República Checa repondrá en su lugar el monumento a la Inmaculada Concepción de la Plaza Vieja, donde se levantaba desde 1650 hasta su derrumbe por parte de incontrolados en 1918. — Gustavo Monge, Praga Una laicidad mal entendida ha llevado a muchos países de tradición cristiana de Europa occidental a retirar símbolos…