Publicidad

Chile: «Es necesario promover en la nueva Carta fundamental los valores cristianos»

plebiscito chile
Publicidad  

TEXTO- Pablo Aguilera, Chile

Nueva Carta fundamental para Chile

El día 25 de octubre se realizó en Chile el Plebiscito acordado en noviembre de 2019 por el Gobierno de Sebastián Piñera y la mayoría de los partidos políticos, con excepción del P. Comunista y el Frente Amplio (extrema izquierda). Se preguntó a los chilenos mayores de 18 años si querían una nueva Constitución para la República y, en caso afirmativo, si deseaban que los constituyentes fueran mitad parlamentarios y mitad otros ciudadanos o solamente ciudadanos elegidos por votación. La jornada transcurrió pacíficamente y esa misma noche se tuvieron los resultados que fueron contundentes. Participó casi el 51 % de los chilenos. Por el Apruebo votaron el 78 % y por el Rechazo 22%. También la gran mayoría (79 %) se pronunció a favor de que los constituyentes sean elegidos ciudadanos, no los parlamentarios, lo cual es un reflejo del pésimo prestigio que tienen los políticos.

Entrega en 2022

La elección de constituyentes será en abril del 2021 mediante votación popular. Entre febrero y mayo del 2022 deberían entregar la Carta Magna. Y durante el primer semestre de ese año se efectuaría un segundo plebiscito con voto obligatorio para aprobar o rechazar dicha Constitución.

Promover los valores cristianos

Mons. Celestino Aos, arzobispo de Santiago de Chile

La Conferencia Episcopal de Chile en los meses previos hizo varios llamados a los ciudadanos a participar en dicho Plebiscito, sin tomar partido por ninguna opción. Algunos obispos efectuaron un plan de formación en Doctrina social de la Iglesia en sus diócesis. Posterior a dicho proceso, el Comité permanente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECH) señaló que “es necesario promover en la nueva Carta fundamental los valores cristianos esenciales sobre los que se ha cimentado la vida de nuestra nación”.

El mismo 25 de octubre el Papa anunció la creación de 13 nuevos Cardenales en Consistorio de noviembre. Entre ellos el Arzobispo de Santiago, Mons. Celestino Aós (OFM Cap), quien ejerce como Administrador Apostólico desde marzo 2019 y como Obispo desde diciembre pasado. Desde el año 1946 los arzobispos de Santiago han recibido el capelo cardenalicio; él sería el octavo Cardenal de la Iglesia en Chile. Mons. Aós en abril cumplió 75 años por lo que ya ha presentado su carta de renuncia al Papa, pero seguramente continuará en este cargo pastoral algunos años más. Desde la crisis de la Iglesia en este país el año 2018, lentamente se han ido proveyendo las diócesis que estaban sin Obispo. En la actualidad restan cuatro diócesis que aún tienen Administrador Apostólico desde hace dos años: Valparaíso, Talca, Rancagua y Valdivia.

Publicidad