Publicidad

La Santa Sede busca la unidad de los católicos en China

Catolicos en China rezando en una iglesia de Pekin Chinese women pray during a mass dedicated to Pope John Paul II at a government approved Catholic church in Beijing April 8, 2005. China, which does not recognise the authority of the Vatican, offered its sympathies on the death of Pope early this week and said it hoped his successor would act to improve relations. REUTERS/Reinhard Krause pek04d/0408_03/cordon press
Publicidad
 

Las conversaciones entre China y la Santa Sede, confirmadas por el cardenal Parolin, han hecho pensar en la posibilidad de una normalización de las relaciones diplomáticas. Todavía no se ha llegado a eso, pero lo cierto es que Pekín y Roma hablan. El Papa Francisco sueña con “la reconciliación” entre los católicos chinos, ha declarado el secretario de Estado vaticano, quien recuerda que “los católicos en China son plenamente chinos, y al mismo tiempo plenamente católicos.”

– Rafael Miner

No era una serpiente de verano. Ni intoxicaciones. Cuando hace unas semanas comenzaban las filtraciones sobre conversaciones en marcha entre negociadores chinos y diplomáticos de la Santa Sede, eran verdad. Otra cosa es que China y la Iglesia católica hubieran llegado a un acuerdo. Pero estaban hablando, la noticia tenía sentido.

La confirmación llegó a través del secretario de Estado Vaticano, cardenal Pietro Parolin, en una entrevista al diario Avvenire: “Los contactos entre la Santa Sede y China continúan en un espíritu de buena voluntad por ambas partes”, y se dirigen a encontrar “soluciones realistas por el bien de todos”. “Al Papa Francisco le interesa mucho que se superen las tensiones y divisiones del pasado –proseguía el cardenal-, para poder escribir una nueva página de la historia de la Iglesia en China. Confío en que este camino sea un ejemplo elocuente para el mundo entero, construyendo por doquier puentes de fraternidad y comunión”.

Pocos días después, el 29 de agosto, Hua Chunying, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, se refería a las declaraciones del cardenal Parolin: “China tiene siempre sincero deseo de mejorar las relaciones con el Vaticano. Los canales de contacto y el diálogo entre las dos partes están abiertos. Tenemos la intención de trabajar en conjunto con el Vaticano…

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad