Publicidad

La Catedral de Burgos abre un Año Jubilar lleno de cambios

Publicidad  

La apertura de la Puerta Santa marcará el inicio del Año Jubilar de la catedral burgalesa el próximo sábado. La despedida de Mons. Fidel Herráez Vegas y la llegada del nuevo arzobispo, Mons. Mario Iceta Gavicagogeascoa, hacen especialmente memorable este tiempo jubilar en la archidiócesis.

El administrador apostólico, Mons. Fidel Herráez será el encargado de abrir la Puerta Santa de la Catedral de Burgos en este Año Jubilar concedido por el papa Francisco al cumplirse, este año, el VIII Centenario de la colocación de la primera piedra de la sede burgalesa.

La ceremonia de apertura de este Año Santo, marcado evidentemente por la epidemia de coronavirus, ha sido además el marco elegido por Fidel Herráez para despedirse de la archidiócesis, que ha pastoreado desde 2015 hasta la aceptación de su renuncia por motivos de edad y el nombramiento del hasta ahora obispo de Bilbao para la sede castellana.

Una celebración significativa y diocesana

Como han señalado los responsables de la archidiócesis de Burgos en la rueda de prensa de la apertura de este Año Jubilar, todos los arciprestazgos de la diócesis acudirán a la celebración del próximo sábado «con algunas de las cruces procesionales más populares. A sus porteadores se les entregará una luminaria para que viaje a cada uno de los territorios e ilumine sus celebraciones en torno a este Año Jubilar, visibilizando la diócesis como una misma comunidad de fieles». Una manera de acercar esta celebración que se ha visto afectada en gran manera por la pandemia de COVID19.

La pandemia ha causado la modificación de la procesión pública de entrada, que en un inicio partía del monasterio las Salesas, y que ha sido sustituida por un un pequeño recorrido desde la Capilla del Santo Cristo, «un gesto muy significativo en este momento, ya que se atribuye a la imagen su intervención milagrosa frente a la peste que asoló Burgos en 1405 y que acabó con la mitad de la población. La epidemia cesó y el Ayuntamiento hizo voto de acudir corporativamente cada año, en acción de gracias, el día 14 de septiembre, voto que se repitió en 1629 y se sigue cumpliendo en la actualidad«.

Una de las iniciativas que tomará cuerpo el próximo sábado será la antifonal compuesta por el canónigo José Inocencio Fernández, organista de la Catedral, titulada Yo soy la puerta. En la eucaristía también sonará el himno del Año Jubilar, compuesto por el burgalés Pedro María de la Iglesia sobre letra del sacerdote burgalés Donato Miguel Gómez.

Sois templo de Dios

El año jubilar de la catedral de Burgos tenía previsto su inicio el 20 de julio de 2020, fecha que hubo de ser pospuesta por las restricciones de la pandemia. Sin embargo, la archidiócesis no ha abandonado el proyecto de este Año Jubilar que «es una invitación a sentirnos como piedras vivas y templos de Dios en medio del mundo«. El lema viene escogido del texto de la primera carta de San Pablo a los Corintios en la que les recuerda: “Sois templo de Dios y el Espíritu Santo habita en vosotros” (1a Corintios 3, 16).

Publicidad