Publicidad

Kazajstán, Iglesia de frontera La armonía religiosa frente al radicalismo

Publicidad

 

Con una gran mayoría musulmana, Kazajstán, el país más extenso de Asia central, da un trato preferencial a cuatro colectivos religiosos –musulmanes, ortodoxos, católicos y judíos-, por considerarlos tradicionales. Con tolerancia y concordia, evita el islamismo radical.

—texto  Antonio Alonso Marcos –Profesor Universidad CEU San Pablo

“Queridos hermanos, os animo a proseguir el trabajo que habéis emprendido, valorando sabiamente las aportaciones de todos. Aprovecho la ocasión para dar las gracias a los sacerdotes y a los religiosos que trabajan en las diversas circunscripciones eclesiásticas, en particular a los franciscanos en la diócesis de la Santísima Trinidad en Almaty, a los jesuitas en Kirguizistán, a los franciscanos conventuales en Uzbekistán, a los religiosos del Instituto del Verbo Encarnado en la missio sui iuris en Tayikistán, y a los Oblatos de María Inmaculada en la missio sui iuris en Turkmenistán”: con estas palabras se despedía Benedicto XVI de los obispos de Asia central en visita ad limina en 2008.

El Estado kazajo ha subrayado desde sus inicios, hace 25 años, que para mantener la paz social es necesario… texto íntegro solo para suscriptores

Publicidad