Publicidad

El cardenal Osoro anima a una cultura solidaria en la entrega de ayudas del Sabadell

Publicidad  

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, impulsó a “construir una cultura solidaria y del encuentro”, y animó a preguntarse “¿qué puedo hacer yo para construir esta cultura?”, en el acto de entrega de ayudas económicas por parte del Banco Sabadell a 33 proyectos solidarios por un importe de 447.000 euros, en el marco de una inversión socialmente responsable (ISR).

–TEXTO Francisco Otamendi

Los proyectos elegidos por el Banco Sabadell para efectuar las donaciones están enfocados en su mayoría a cubrir riesgos de exclusión social, a solventar necesidades básicas de alimentación y sanitarias de diversos colectivos y a mejorar las condiciones de vida de personas con discapacidad.

   Para dar a conocer los proyectos seleccionados, tuvo lugar un encuentro con representación de las ONG  e instituciones religiosas que recibirán las ayudas, en el auditorio de Banco Sabadell de la calle Serrano de Madrid. En el evento, que contó también con la presencia del obispo de Ávila, Mons. Gil Tamayo, el exseleccionador de fútbol Vicente del Bosque, y directivos de Banco Sabadell, el cardenal Osoro resaltó la importancia del “compromiso al servicio de la persona”, del “amor de simpatía y de empatía, especialmente con el que más lo necesita”, y la necesidad de “transformar el mundo con la lógica del compartir y de la hospitalidad, no la del invididualismo”.

   En el acto se hizo entrega de los recursos económicos procedentes del 32,1 % de la comisión de gestión del fondo ético y solidario Sabadell Inversión Ética y Solidaria, y de Sabadell Urquijo Cooperación Sicav, que ascienden este año a casi medio millón de euros, con lo que vuelve a crecer el número de proyectos solidarios presentados para recibir las ayudas solidarias del fondo ético y solidario del Sabadell.

   En cuanto a los proyectos, la entidad destaca su diversidad, tanto geográficamente como por el tipo de institución que lo recibe o por el motivo por el que se solicitan las ayudas. Antonio Sáinz de Vicuña, presidente de Ayuda a la Iglesia Necesita (ACN) en España, habló en nombre de algunas organizaciones seleccionadas, y señaló que ante la descripción que me ha precedido de las actividades solidarias a las que Banco Sabadell va a ayudar, no puedo sino decir: ¡Qué buena gente tiene este país!”. A continuación, agradeció al Sabadell “tener esa sensibilidad social y esa generosidad, en un ambiente desde hace unos años difícil para la banca”. Finalmente,aseguró que quienes merecen el apoyo son “los cristianos que sufren pacíficamente en silencio las penalidades del regreso a Qarakosh (antigua Nínive, norte de Irak), tras un exilio forzado por unas brutalidades y destrucciones del ISIS, propios de la Edad Media; esa ayuda vuestra se suma al esfuerzo internacional de reconstrucción de un hábitat que fue cristiano desde el siglo I de nuestra era, y donde todavía se reza en el idioma de Jesucristo el arameo—. Reconstrucción no sólo de casas, escuelas e iglesias, sino espiritual”.    Las instituciones que reciben ayudas este año para diversos proyectos son Cáritas Diocesana de Zaragoza, Asociación Nuevo Futuro, Orden Hospitalaria San Juan de Dios – Hospital Infantil San Rafael,  Fundación Tomillo  OT, Fundación San Bernardo, Casal dels Infants per L’Acció Social als Barris, Comunidad de Adoratrices Córdoba, Asociación Lares, Asociación Aspanaes,  Fundación Prodis-Programa “Empresa”, Asociación Valenciana de la Caridad, Fundación Amigos de los Mayores, Cáritas España, Asociación Astrapace, Hijas de la Caridad San Vicente de Paul–Comunidad Comedor Benéfico, Asociación para la Solidaridad, Fundación Boscana, Asociación Asleuval, Asociación Ademna Centro De Día, Fundación Acción Franciscana,  Asociación Ademto, Fundación Down Madrid, Fundación Benito Menni, Ayuda a la Iglesia Necesitada–ACN España, Asociación Cesal,  Fundación Alboan, Asociación It will be, Manos Unidas, Fundación AD Gentes, Hermanas de la Virgen María del Monte Carmelo, Congregación de los Sagrados Corazones, Fundación Privada para la Lucha contra la Esclerosis Múltiple y Centro de Educación especial Santa Teresa de Ávila.

Publicidad