Publicidad Granda

Dar clase de Religión en el siglo XXI, perfil propio con un arte que cambia

Publicidad

Al investigar en la historia de la pedagogía, es fácil darse cuenta de que es un arte que cambia, y que pide al docente ingenio y profesionalidad para adaptarse. Pero es importante no abandonar lo bueno, y tener en cuenta que los adolescentes, como los niños, están acostumbrados a tareas cortas. La clave está en que los alumnos adquieran unos conocimientos, y que la asignatura de Religión sirva para su desarrollo personal.

—texto  Arturo Cañamares Pascual

arturocanamares@gmail.com

Se oye decir que últimamente a los alumnos les cuesta más que antes mantener la atención en el aula. Quizá es debido a que son “nativos digitales” y a que posiblemente les hayamos enseñando a interactuar de manera diversa con el medio. A ello han contribuido las tecnologías con sus continuos “banners”, que distraen de lo que se estaba haciendo; el modo de ver la televisión en familia, cambiando de canal con frecuencia; e incluso el modo de hablar con ellos, con preguntas y respuestas cortas que… texto íntegro solo para suscriptores 

Publicidad Granda