Publicidad

Claves para la erradicación de la violencia contra la mujer

violencia-doméstica
Publicidad
 

A raíz de los últimos casos de violencia contra la mujer en España y en el mundo, Palabra aborda hoy, desde un punto de vista psicológico y psiquiátrico, en qué consiste esta dramática violencia, sus raíces, y las señales que la delatan. Una agresión ya es demasiado, afirman los autores, que profundizan en las relaciones de pareja, y en cómo actuar si alguien sufre esta violencia.

TEXTO – Inés Bárcenas, psicóloga, María Martín-Vivar, psicóloga, doctora en Psicología, y Carlos Chiclana, psiquiatra, doctor en Medicina.

Más de 800 millones de mujeres en todo el mundo sufren violencia sólo por ser mujeres. La mayoría de las agresiones se fundamenta en la errónea creencia de la superioridad del hombre sobre la mujer, que tantas veces la sociedad fomenta o calla.

La violencia de género, fundamentada en diversas atribuciones sociales según la cultura, en todos sus aspectos físicos y psicológicos, es un problema gravísimo que exige intervención firme y constante en la educación en la igualdad, en la diversidad y en el respeto. Una sola agresión por el hecho de ser mujer, ya sería inconcebible. La realidad es que millones de mujeres viven con miedo.

Tipos de violencia de género y de maltrato

Según la OMS existen varios tipos de violencia que exigen diferentes intervenciones (tabla 1). Parece que la palabra violencia implica que haya un daño físico que te lleve a urgencias, pero no es así. Hay muchas maneras de tratar mal a las personas, y cuando esto se ejerce por el hecho de ser mujer y con el desprecio que implica, podría considerarse violencia de género. Lo mismo sucedería en el caso inverso, si la mujer tratara mal al hombre sólo por el hecho de serlo.

Publicidad