Publicidad

20 años de Radio María en España. Una radio que cambia vidas

Publicidad  

El 24 de enero de 1999 se emitió el primer programa de Radio María España. En estos veinte años de vida, son muchos los oyentes beneficiados por este medio de evangelización, sostenido únicamente por donativos y el trabajo de un grupo entusiasta de voluntarios. Con motivo de este aniversario, la emisora ha desarrollado en los últimos tres años la campaña Vuelve a Casa, vuelve a la Iglesia, con el objetivo de llegar a los alejados y acompañarlos en su camino de conversión.

— texto Pablo Alfonso Fernández

Radio María nació en Italia a principios de los años 80 de la mano de Emanuele Ferrario, un laico lleno de fe que puso en marcha el proyecto. Su intuición fundamental consistió en crear una emisora que anunciase el Evangelio y llamase a la conversión a través de una programación explícitamente religiosa, sin intromisiones en debates de política partidista, gestionada por voluntarios y sin publicidad. Se financia íntegramente mediante los donativos de los oyentes. 

Ahora emite en 74 países de todo el mundo, y se presenta con una gestión independiente en cada país, pero con una clara identidad católica abierta a toda realidad eclesial en comunión con su jerarquía. Desde 1998 existe la World Family of Radio Maria, una asociación internacional con sede en Roma que agrupa a las distintas asociaciones locales, y que facilita el desarrollo misionero del proyecto. De este modo se responde a las peticiones que proceden de todos los lugares del planeta, se garantiza la autenticidad de la marca, se ofrece asistencia técnica y se facilita el intercambio y mutua ayuda entre las distintas emisoras nacionales. La Familia Mundial mantiene relaciones informativas regulares con el Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede.

En 1998 se constituyó la Asociación Radio María España, con el padre Ángel Cordero como director, y tuvo su primera sede en la parroquia Santa María de la Dehesa, en Cuatro Vientos (Madrid). Allí comenzaron las retransmisiones gracias a una pequeña frecuencia cedida por esta parroquia. La programación de aquel primer día consistió en el rezo del Santo Rosario, la retransmisión de la santa Misa, y el programa Buenos días, María. Poco a poco se fue extendiendo por Madrid y otras provincias, hasta situarse hoy entre las emisoras de radio más escuchadas en España. La dirige el padre Luis Fernando de Prada.

La campaña Vuelve a casa

Durante el verano de 2017 se llevó a cabo la primera etapa: Vuelve. Los equipos de voluntarios recorrieron la geografía española para presentar la campaña por medio de escenarios en plena calle, y buscar a aquellos más alejados de la fe. Se realizaron un total de 32 eventos, se contactaron unas 9000 personas y fueron repartidos más de 15.000 marcapáginas con testimonios de conversiones. Algunas de estas historias pueden consultarse en su página www.vuelveacasa.es. 

Al año siguiente se profundizó en la vida de oración con la campaña Pide, y a través de unos pequeños buzones se recogieron miles de peticiones que fueron enviadas a diversos conventos que se comprometieron a rezar por ellas. Esta red de peticiones sigue viva en la página web, donde también se ofrecen recursos para facilitar la oración personal. Y en el presente año, desde marzo hasta diciembre, se desarrolla la campaña Celebra, con la que se quiere mostrar la alegría de la fe y el gozo de la vuelta a la Iglesia. Con este motivo Radio María vuelve a recorrer 40 localidades españolas con otra exposición itinerante, preferentemente en lugares de culto católico (catedrales, claustros o parroquias), bajo el título Una radio que cambia vidas. En ella se muestran en 16 paneles, además de la historia de la emisora y sus principios inspiradores, los distintos bloques temáticos de la programación radiofónica y testimonios de oyentes que han cambiado sus vidas el escuchar la emisora.

El estilo y los resultados de esta campaña recuerdan a la iniciativa audiovisual que nació en Estados Unidos con motivo de la preparación para el jubileo del año 2000. Entonces nació la ONG Catholics Come Home, promovida por Tom Peterson, un empresario estadounidense del mundo de la comunicación, que todavía hoy recoge conmovedores testimonios de conversiones y que ayuda a muchas personas a encontrar la fe o recuperarla si la habían abandonado. También en el caso de Radio María, la campaña tiene un fuerte componente testimonial, y se presenta a través de su página web en un formato ágil y muy visual. Pero además se busca implicar al mayor número de personas mediante las exposiciones itinerantes, los comentarios que se recogen en su página web, y la celebración de diversos eventos festivos como el encuentro que hubo en Madrid los pasados 27 y 28 de abril, que terminó con la consagración de Radio María en el Cerro de los Ángeles, en el marco del centenario de la consagración de España al Corazón de Jesús. Además, en estos últimos años, se han celebrado Encuentros Nacionales de Voluntarios en los que se han intercambiado experiencias y se ha reforzado el compromiso evangelizador con la oración en común.

Un carisma vivo y creciente

El trabajo de Radio María ha sido apoyado y bendecido expresamente por los Papas desde sus inicios. Tanto san Juan Pablo II como Benedicto XVI alentaron a las personas que hacen posible la difusión del mensaje de Cristo a través de este medio radiofónico. Por su parte, el Papa Francisco recibió en audiencia a una representación de la Familia Mundial de Radio María en de octubre de 2015, y destacó la ayuda que presta a la Iglesia en la obra de evangelización a través de su carisma particular, que definió como “la cercanía a las preocupaciones y a los dramas de la gente, con palabras de consuelo y de esperanza, fruto de la fe y del compromiso de solidaridad”

Esta cercanía se ha enriquecido con la aparición de las redes sociales, en las que también está presente Radio María España desde el año 2010. Las oportunidades de comunicación se han multiplicado, y la participación de los oyentes hace de este medio un canal vivo de expresión y de consulta que facilita la difusión de los programas. La cuenta de Facebook tiene cerca de 2 millones de seguidores, el perfil de Twitter lo siguen 60.000 personas, y existe un canal de Youtube con más de 7.000 suscriptores. Desde julio de 2018 también está presente en Instagram, la plataforma más popular entre los jóvenes, donde tiene unos 2.000 seguidores.

No es extraño que el lema de esta campaña sea Una radio que cambia vidas, sobre todo al conocer los testimonios de las oyentes. Purificación es una mujer de 50 años cuya vida, según relata ella misma, estaba llena de insatisfacción, infelicidad, rabia y tristeza. Hasta que una voz se coló en el silencio de su automóvil. Era un programa de Radio María en el que se hablaba de los ángeles y de su misión de alabar y dar gloria a Dios. En aquel momento “un relámpago iluminó la penumbra de mi alma […]. Lo que escuchaba conectaba con algo en mi interior que llevaba buscando toda la vida”. La misma impresión tuvo Luis, cuando un día por casualidad sintonizó Radio María en su coche: “Me llenaba de paz y de serenidad: todas esas voces, relatos, testimonios y oraciones me hacían sentir bien. Percibí que Dios estaba conmigo, que nunca nos abandona, que nos guía y nos orienta continuamente en nuestra vida”.

 Junto a estos relatos de conversiones, están los oyentes que encuentran en Radio María una ayuda para fortalecer su fe o recibir el consuelo de la oración, como Lucía, una anciana de 83 años enferma de Alzheimer que se ha olvidado de muchas cosas, pero que nunca se olvida de escuchar el rosario de las 7. Como Jesús, un católico que trabaja en Argelia, donde no puede practicar su fe, pero sí puede oír Radio María, que “me conforta, me ilumina y me guía en el camino de la vida cristiana”. O como Francisco, un preso que en su cautiverio ha descubierto “una presencia maternal que se escapa a la razón”, y que cuando llega la hora del Ángelus “en cualquier lugar de la prisión donde me coja, me detengo con el auricular en el oído, intento aislarme del entorno y paso esos momentos en oración con María, y en comunión con los miles de personas que rezan junto a mí”.

Verdaderamente, como les dijo el Papa Francisco en aquella audiencia, Radio María “se convierte en un medio de primer orden para vehicular la esperanza, aquella verdadera que deriva de la salvación traída por Cristo Señor, y para ofrecer buena compañía a muchas personas que tienen necesidad de ella”. n


Publicidad